¿Qué es el magnetismo? Las ideas claras

Este fenómeno físico conocido como magnetismo que sucede constantemente en nuestro mundo y que muy poca gente sabe definir bien es, ha sido y será el causante de múltiples funciones vitales y otras tantas desgracias ocurridas a lo largo de nuestra historia. Pero antes de proceder a explicar esto, vemos como una tarea clave explicar qué es el magnetismo y en qué se basa.

Como ya hemos dicho, en física se denomina al magnetismo como un evento el cual se basa en atraer o repeler elementos entre sí. El que dichos elementos tengan un efecto u otro depende de la polaridad de los mismos.

El magnetismo es un efecto bastante curioso

La viva representación de lo que estamos comentando podemos encontrarla en un imán. Dicho elemento es capaz de captar y atraer los campos magnéticos de elementos como el hierro, el acero y muchos otros. Sin embargo, también es capaz de repelerlos. La reacción dependerá de los “electrones” encontrados en dicho campo magnéticos y si son positivos o negativos.

Por ello, podemos establecer una gran y estrecha relación entre el magnetismo y la electricidad, ya que no se puede hablar de uno sin mencionar al otro. Donde existe un campo eléctrico, hay magnetismo y donde exista un campo magnético, podremos encontrar electrones y por tanto, indicios de electricidad.

Esta explicación sobre qué es el magnetismo es bastante sencilla y va dirigida a aquellas personas que sin grandes conocimientos sobre física quieran entender un poco mejor cómo funciona un imán, qué es el magnetismo, sobre qué trata y cómo se realiza.

El magnetismo en Chile

El Magnetismo en Chile, uno de los aspectos del electromagnetismo, que es una fuerza fundamental de la naturaleza que afecta a los cuerpos cargados eléctricamente. Las fuerzas magnéticas son producidas por el movimiento de partículas cargadas, lo que indica su estrecha relación con la electricidad. El marco que une a ambas fuerzas se denomina teoría electromagnética. La manifestación más conocida del magnetismo es la fuerza de atracción o repulsión que actúa entre los materiales magnéticos como el hierro.
La unificación plena de las teorías de la electricidad y el magnetismo en Chile se debe al físico británico James Clerk Maxwell, que predijo la existencia de ondas electromagnéticas y la luz identificado como un fenómeno electromagnético.
Un imán de barra o un cable que transporta la energía puede influir en otros materiales magnéticos sin tocar físicamente, porque los objetos magnéticos producen un campo magnético que se suele representar mediante líneas de alta tensión.
Estos campos actúan sobre el material magnético y las partículas cargadas en movimiento.  Una clasificación de los materiales magnéticos los dividen de acuerdo a su reacción a un campo magnético en diamagnético (cuando induce en él un momento magnético en la dirección opuesta al campo magnético) en paramagnético (cuando el campo magnético aplicado alinea todos los momentos magnéticos existentes en los átomos o las moléculas individuales que componen el material ferromagnético) y (aquellos tales como hierro, mantener un momento magnético, incluso cuando el campo externo es cero).

Ha habido numerosas aplicaciones del magnetismo y los materiales magnéticos. El electroimán, por ejemplo, es la base del motor eléctrico y el transformador. El desarrollo de nuevos materiales magnéticos han influido significativamente en la revolución del ordenador. Ellos también son componentes importantes de las cintas y discos para almacenar datos. Los  trenes de levitación magnética utilizan potentes imanes para flotar por encima de las pistas y evitar la fricción que se produce por el magnetismo en Chile.

Aplicación de fuerza eléctrica sobre un conductor

En nuestra vida diaria podemos tener varios dispositivos que hacen uso de un principio básico del magnetismo: la fuerza magnética. En nuestros estudios de magnetismo vimos que cuando ponemos una carga en un campo magnético surge en él una fuerza llamada fuerza magnética.

En el caso de un conductor atravesado por una corriente eléctrica cuando se coloca en un campo magnético surge en él una fuerza magnética. Esta fuerza se puede utilizar en una variedad de dispositivos tales como, por ejemplo, amperímetros, galvanómetros y motores.

Motor eléctrico

Gran parte de los motores eléctricos que se utilizan actualmente trabajan basados en el efecto de la rotación de las fuerzas que actúan sobre bobinas colocadas en un campo magnético. El motor se esquematiza en la figura siguiente es un motor de corriente continua, tales como motores de arranque de vehículos de motor o motores de pila de coches de juguete.

El principio de funcionamiento de estos motores consiste en un conductor con forma rectangular, y puede generar alrededor de un eje y atravesado por una corriente eléctrica I y se sumerge en una inducción de campo magnético B. Las fuerzas magnéticas que actúan sobre dos brazos crear un fuerzas de torsión que tienden a girar al conductor sobre el eje y.

Galvanómetro

El funcionamiento de un galvanómetro tenemos un CDEG bucle rectangular que se coloca dentro de una inducción de campo magnético B. uniforme que al hacer pasar por este bucle de una corriente eléctrica i con la dirección indicada, está claro que, por ejemplo y DC lados estarán bajo la acción de las fuerzas magnéticas de la igualdad de los módulos, que causan pares de torsión en el bucle, lo que provoca que gire alrededor del eje OP, en la dirección indicada.

Para aumentar la velocidad del efecto, es decir, aumentar la sensibilidad del dispositivo, se utilizan varias bobinas, normalmente enrollada en un cilindro.

Que es el magnetismo

Esta palabra se refiere a los fenómenos físicos que surgen de la fuerza entre los imanes, los objetos que producen campos que atraen o repelen a otros objetos. Todos los materiales tienen magnetismo, la diferencia es que algunos lo tienen un poco más fuerte que otros. Los imanes permanentes hechos de materiales como el hierro, experimentan efectos más fuertes, conocidos como ferromagnetismo. Esta es la única manera de los fuertes magnetismos, suficiente para ser sentidos por la gente.

También hay paramagnetismo, en el que ciertos materiales son atraídos por un campo magnético, y diamagnetismo, en el que los materiales son repelidos por un campo magnético. Otras formas más complejas, incluyendo antiferromagnetismo, en el que las propiedades magnéticas de los átomos o las moléculas se alinean junto a la otra, y el comportamiento de vidrio de espín, que implican interacciones así entre el ferromagnético y el antiferromagnético.

Algunos materiales se denominan no magnéticos debido a que sus efectos magnéticos son tan pequeños que son despreciados. El magnetismo también puede variar dependiendo de la temperatura ambiente y otros factores.

Un campo magnético es una forma de describir matemáticamente como interactúan materiales magnéticos y corrientes eléctricas. Los campos magnéticos tienen tanto una dirección y una magnitud o intensidad. Los imanes tienen un centro de “Norte” y “Sur”. Los polos opuestos se atraen y los polos iguales se repelen. Estos polos se conocen como dipolo magnético. Los dipolos magnéticos y corrientes eléctricas dan lugar a campos magnéticos.

Un imán es lo que hace que la brújula apunte hacia el norte – el pequeño pasador magnético en una brújula se suspende de manera que pueda girar libremente dentro de la brújula y responda al magnetismo de nuestro planeta. Se alinea la aguja de la brújula y apunta hacia el polo sur magnético de la Tierra, que es el Polo Norte geográfico.

Los campos magnéticos ejercen una fuerza sobre las partículas en el campo, llamados la fuerza de Lorentz. El movimiento de las partículas cargadas eléctricamente da lugar a magnetismo. La fuerza magnética sobre una sola carga eléctrica depende del tamaño de la carga, la velocidad y la intensidad de campo eléctrico y magnético.